Saltar al contenido.

Monteros está de luto por el fallecimiento Stella Maris del Moral

Hoy a sus 58 años falleció la presidenta del Concejo Deliberante municipal, Stella Maris del Moral, tras luchar contra un cáncer de estómago. Muy querida por sus alumnos y por todos los vecinos, fue docente de la Escuela Ibatín, una escuelita muy humilde de Monteros, y dirigente de ATEP, antes de alcanzar su banca en 2011; desde 2015 presidía el cuerpo legislativo municipal.

Stella era muy querida en Monteros, tanto por su labor como concejal y luego presidenta del Concejo, como por su vocación docente. Defensora de los maestros del sur tucumano, se refería a sus alumnos como “sus niños”, y nunca escatimó tiempo ni esfuerzo para escucharlos y mimarlos. “Siempre puso paños fríos en las discusiones del Concejo, y fue muy respetuosa con los periodistas, con sus pares y con todos. Trataba a todos por igual y por eso era tan querida”, explica un periodista monterizo.

Ingresó al mundo de la política en el año 2011, cuando fue candidata a concejal impulsada por su gran amigo de la infancia, el ministro de Gobierno y Justicia Regino Amado: fueron compañeros del jardín de infantes, la primaria, secundaria y los estudios terciarios.En 2015 fue reelecta y desde entonces presidió el Concejo Deliberante, siendo la única edil mujer hasta 2018, cuando debía abandonar su banca. Fue suplente en la lista oficial de legisladores del Frente Justicialista por Tucumán por el oeste en estas elecciones.

“Hoy es un día de mucho dolor para todos los que conocimos a Stella. Fuimos compañeros desde el jardín de infantes, hasta terminar la secundaria. Fue una mujer muy dedicada a su trabajo, que lo hacía de manera impecable. Es un golpe muy fuerte para su familia, para sus amigos, para mí. Perdemos una gran dirigente con vocación de servicio”, expresó Regino Amado según consignó monterizos.com.ar.

Durante el pasado mes de marzo, desde la presidencia del Concejo dio vía a los proyectos para retrotraer el valor del impuesto al mes de diciembre dado que se trataba de un “importe que es retenido por EDET que son utilizados como pago a cuenta de la tasa municipal de alumbrado, barrido y limpieza”, ante los reclamos del pueblo de Monteros.

Stella pasó sus últimos días en el Sanatorio Racedo, donde sus dueños y grandes amigos Enrique Racedo y Adriana Escaño la acompañaron hasta su deceso. Una de sus últimas apariciones pública tuvo lugar el pasado 9 de junio, cuando a pesar de luchar contra la enfermedad que la tenía a maltraer acudió a cumplir con su deber cívico. Stella no tenía hijos, pero hoy todos sus niños y todo el pueblo de Monteros la despide con mucho cariño y afecto. Sus restos serán velados en Empresa Serra, de calle Crisóstomo Álvarez. (El Tucumano)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: