Saltar al contenido.

¿Quieren ver el Eclipse Solar? Acá les enseñamos a fabricar elementos

Se avecina el Eclipse de sol y no sabemos cómo mirarlo de manera segura.
Posiblemente esta sea la sección más importante de este sitio web. Si desea ver un eclipse solar, ya sea total, anular o parcial, lo primero que debe saber es lo siguiente:

¡Nunca mire al Sol a simple vista o a través de dispositivos ópticos, por ejemplo, binoculares o telescopios!

¡Esto es fundamental! ¿Por qué? Es posible que haya jugado con una lupa para enfocar la luz solar y quemar hojas secas o papel. Si lo hizo, recordará que cuando la luz solar se enfoca sobre un punto pequeño con una lente, se calienta lo suficiente como para comenzar un incendio. Tome nota: Usted tiene una lente como esa en sus ojos. Si mira al Sol, su lente ocular concentrará la luz solar y la enfocará hacia un punto muy pequeño sobre la parte negra del ojo, la retina. Esto, literalmente, le quemará el ojo, lo que provocará daño ocular permanente o ceguera. Además, el ojo no posee sensores de dolor, ¡lo que le impedirá saber que el daño está sucediendo!

Si mirar al Sol ahora le provoca pánico, le advertimos bien y puede seguir leyendo. De lo contrario, ¡vuelva a leer la advertencia anterior!

Durante un eclipse total de Sol, hay unos pocos breves momentos durante los cuales es seguro mirar directamente al Sol. Este es el ÚNICO momento: cuando la Luna bloquea completamente al Sol. Se llama fase de totalidad y dura de unos pocos segundos a unos pocos minutos. A partir del instante en el que la Luna comienza a desplazarse de la cara del Sol, deberá volver a aplicar las técnicas seguras para ver el eclipse.

Cómo hacer una cámara estenopeica
Existen maneras seguras para ver el Sol. La técnica más sencilla requiere una caja larga (de, al menos, seis pies), un pliego de papel de aluminio, un alfiler y una hoja blanca. El largo de la caja es importante: cuanto más larga sea, más grande será la imagen del Sol. Para estimar el tamaño de la imagen, multiplique el largo de la caja por 0,01. Por ejemplo, si la caja tiene un largo de 6 pies (72 pulgadas), el diámetro de la imagen solar será de 72 X 0,01 = 0,72 pulgadas (alrededor de ¾ de pulgada).

1. Encuentre o haga una caja o tubo largos. Si no puede encontrar un tubo largo, puede unir dos o más tubos más cortos con cinta de pegar. (Dos tubos triangulares de envío postal unidos con cinta de pegar resultan en un buen visor solar). Corte el cartón en un extremo de cada tubo y una los tubos con cinta de embalar para que la luz pueda viajar a lo largo del tubo.

2. Corte un cuadradito de una pulgada por una pulgada en el centro de un extremo de la caja. Tape el orificio con papel de aluminio y sujételo con cinta. Luego, perfore un pequeño orificio en el papel de aluminio con el alfiler.

3. En el otro extremo del tubo, corte un orificio de buen tamaño en el costado de la caja. Coloque papel blanco en el extremo interior de la caja, justo dentro del orificio para poder mirar. Esta es la pantalla donde aparecerá el Sol al proyectarse.

Para usar el visor, apunte el extremo de la caja que tiene el orificio diminuto directo al Sol. Para apuntar al Sol, mueva la caja hasta ver un punto de luz redondo sobre el papel blanco en el otro extremo de la caja; esa es la imagen del Sol proyectada a través del orificio diminuto. Si tiene dificultades para apuntar el visor, mire la sombra de la caja en el piso. Mueva la caja hasta que la sombra sea lo más pequeña posible, es decir, hasta que se asemeje al extremo de la caja y los costados de la caja no estén dando sombra. ¡No mire al Sol a través del orificio diminuto! Mire solo a la imagen que se proyecta sobre el papel blanco en el otro extremo del tubo.

Técnicas rápidas y sencillas para ver el eclipse
A continuación, ofrecemos algunas técnicas para ver el Sol que son, incluso, más sencillas.

1. Utilice dos pliegos de cartón. En uno, corte un orificio de una pulgada por una pulgada, luego, coloque un pliego de papel de aluminio sobre el orificio y sujételo con cinta. Ahora, perfore un orificio diminuto en el medio del papel de aluminio con un alfiler. Utilice el otro pliego de cartón (que debe ser blanco para lograr una mejor imagen) como pantalla. Con el Sol atrás, sostenga el cartón que tiene el orificio diminuto lo más lejos posible de su pantalla. Cuanto más lejos esté el orificio diminuto de la pantalla, más grande será la imagen.

2. Utilice las manos. Sostenga ambas manos y haga que los dedos se superpongan formando ángulos rectos. Los espacios entre los dedos sirven como orificios diminutos.

3. Utilice un árbol. Si en el lugar donde vive hay árboles, pruebe mirar a las imágenes que se proyectan del Sol en el suelo a través del espacio entre las hojas. Utilice un pliego de cartón blanco para capturar las imágenes y lograr una gran experiencia visual.

Proyección óptica
Las imágenes que se proyectan a través de orificios diminutos son bastante tenues y pequeñas. Para magnificar la imagen que se proyecta del Sol, use un par de binoculares. Pero NO DEBE mirar al Sol a través de los binoculares.

1. Sujete firmemente los binoculares a un trípode con el ocular mirando hacia abajo. Puede sujetarlos con cinta de embalar.

2. Haga un “tapa sol” con un pliego de cartón. Corte un orificio para una de las lentes. (No necesita ambas). Luego, sujete el tapa sol con cinta al frente de los binoculares; la lente debe atravesar el orificio. Utilice cinta de embalar para sellar cualquier orificio que permita que la luz solar se escape a través del tapa sol de cartón.

3. Apunte los binoculares hacia el Sol y al mismo tiempo sostenga un pliego de cartón blanco aproximadamente a un pie de distancia de los binoculares.

4. Le costará un poco encontrar al Sol. Una vez que lo encuentre, puede enfocar los binoculares para proyectar una imagen nítida del Sol.

NO coloque las manos ni ningún objeto inflamable cerca del ocular. La luz solar concentrada puede provocar un incendio o prender algún objeto en llamas.

Ahora, puede observar durante el eclipse una imagen del Sol hermosa, brillante y grande. Periódicamente, deberá ajustar el trípode debido a la rotación de la Tierra. Advertencia: cada tanto, aparte a los binoculares del Sol. El ocular puede recalentarse y los elementos de las lentes pueden estropearse si se dejan apuntados al Sol durante mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: