Saltar al contenido.

Ganó el Deca y jugará contra Colón en 8° de final

Foto Twitter Atlético Tucumán

La sensación es extraña, porque Atlético ganó y se metió en los octavos de final de la Copa Argentina. Porque cuando parecía que el equipo estaba para florearse y golear a su rival, se durmió, volvió a quebrarse anímicamente como contra Aldosivi hace dos semanas, se lo empataron y casi lo pierde. Aun así, hay algunas cosas positivas por analizar.

El partido se presentó duro, trabado, y con el Decano intentando se protagonista, pero nunca lo logró con firmeza. Sí con aproximaciones, pero para no perder la costumbre, no estuvo fino en la definición. Para colmo, cuando logró abrir el encuentro, lo hizo con un gol en contra. Sí, como si la vida se burlase de los delanteros del equipo de Zielinski que estaban de racha negativa. Pero las rachas están hechas para cortarse, dicen los sabios del fútbol.

Atlético quebró su maldita racha que lo tuvo como protagonistas a Javier Toledo y Leandro Díaz. Los dos delanteros llevaban siete partidos sin convertir. El último tanto fue el del capitán de esta noche, en aquel 1-4 ante River por Copa de la Superliga. Desde esa noche, ninguno de los dos volvió a marcar, hasta hoy. Toledo definió con un zurdazo potente, luego del pase de Lucas Melano, de lo mejor del Decano, y así puso un 2 a 0 que parecía asunto liquidado.

Los espacios estaban y las contras hacían creer que llegaba la goleada, pero Jorge Baliño compensó el gol mal anulado a Boca Unidos en el primer tiempo, le regaló un penal y llegó el descuento. A partir de eso, a Atlético les pasó lo mismo que ante Aldosivi hace unas semanas, cuando le marcaron y la cabeza del equipo se quebró, se vino abajo y lo golearon. Ahora pasó lo mismo, y los correntinos lo aprovecharon para empatar y hasta para intentar ganarlo. Así fue como llegaron a la definición por los penales.

En los 90 minutos se pueden rescatar lo hecho por Augusto Lotti en el primer tiempo y Lucas Melano, sobre todo en el complemento. El “Gareth Bale” del Decano sacó provecho de su velocidad y de sus pies nacieron las pocas situaciones que creó el equipo y también el segundo gol.

En la parte defensiva, Alejandro Sánchez presentó muchas dudas en la primera etapa, pero después se corrigió y terminó siendo el héroe en los penales. Marcelo Ortiz sigue siendo de lo mejorcito en una defensa en la que los centrales de esta noche, Yonathan Cabral y Dylan Gissi, dejaron mucho qué desear, al igual que José Luis Fernández como lateral izquierdo.

Esto fue Atlético contra Boca Unidos, un equipo que se encontró con una victoria que parecía cómoda, tras arrancar ganando de casualidad, ampliándolo con autoridad, pero quedándose peligrosamente dormido. Ahora, a corregir todo para enfrentar a un Colón que llega embalado por su pase a semifinales de la Copa Sudamericana y que tendrá al gran ídolo del pueblo decano, el Pulga Rodríguez, por primera vez del otro lado de la vereda. (El Tucumano)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: